RADIOGRAFÍA (Rx)

El objetivo principal de este proyecto poético es ofrecer una MUESTRA RADIOGRÁFICA de la poesía que se escribe en la actualidad en la ciudad de GRANADA y crear, a su vez, un espacio para la REFLEXIÓN TEÓRICA sobre el "estado de la cuestión". En este sentido, todo escritor es bienvenido, todo lector admirado, toda participación agradecida.

sábado, 21 de julio de 2007

JULIO CÉSAR VIOR (Valladolid, 1954)




Licenciado en Historia, Universidad de Barcelona.
Diplomado en Biblioteconomía y Documentación, Universidad de Granada.
Funcionario Civil del Estado.
Nacido en Valladolid el 08.04.54.

Publicada y estrenada en la Universidad de Valladolid la obra de teatro "Ponte a pensar", 1975.

Finalista del premio "Leonor" de poesía de la Diputación de Soria, 1982. Accésit sin publicación del mismo premio (1984)

Ganador del premio de poesía "Alonso de Ercilla" convocado por el Gobierno Vasco (1986) Publicación de la obra: "Anatomía de los sentidos"

2º premio en el “IX Certamen de “Villa de Peligros", 1994. Sin publicación.

Finalista del Primer Premio de Poesía “Genil” de la Diputación de Granada, Poemario presentado: “Tiempo de ausencias", publicado parcialmente en "Antología", Colección Genil de Literatura, 1996.

Ganador del XXXVII “Ciudad de Alhama” para poemas menores de 100 versos. “Dibujos en el aire”. Recogido en la Antología de los Premiso Ciudad de Alhama, Ayuntamiento de Alhama de Granada, 1999

“Aproximación a la lluvia”, poemario publicado. en P.O.E.M.A.S., Valladolid, 1999.

“Tardes de abril”, antología del Primer Taller de poesía, 2001. Cuadernos del Vigía, 2002

“La piel de los meses-Pasiones”, Editado por el Ayuntamiento de Granada en “Granada Literaria”, 2008

Colaborador en revistas literarias: Antiguos Cuadernos Leoneses de Poesía, Turia, Litoral, Hélice, Ficciones, Tierra de nadie...

Miembro de la Asociación Colegial de Escritores de España.



POEMAS


* * *


Desde luego, esto que escribo o es un poema

o una aventura

o es un poema

o un bosquecillo de duendes

o es un poema

o gaviotas a barlovento

o es un poema

o naves piratas capturadas que lloran

o es la duda que me obliga a resbalar por tus muslos

o la bahía en la que te encuentras a mi espera

o el secreto descubrimiento de un universo más allá

del universo.

( De “Anatomía de los sentidos”, 1986)


* * *

LAMIA

Sí, Lamia, huyo del invierno,

tras tersos muslos de verano,

busco trenzas de oro y limón

entre olas y pechos de mandarina.

Huyo del invierno que mutila

los jóvenes sexos ardientes

y, ocultando las doradas sedas de los brazos,

nos devuelve a la metálica realidad

de neones azules y verdes

que somos tú y yo.

Huyo del invierno,

hermosos muslos dorados de verano,

trenzas de limón y oro,

olas y pechos de mandarina,

adolescentes grititos en playas irisadas.

( De “Anatomía de los sentidos”, 1986)


* * *

CONTRARRITMO

¿Debería yo, después del té con pastas y helados,

tener la energía de forzar el momento hasta su crisis?

T. S. Eliot

Suena un piano –contra ritmo.

un violín, unas palabras –contra ritmo.

¿Recuerdas a Eliot?, sus gafas,

sus pantalones con vuelta por eso de la edad

vertida ante la impotencia innecesaria de pespuntear

el bajo, acortarlo un poco más,

como si fuera una expresión, necesaria en este caso,

un mantenerse activo o preferir un pastel de nata

mientras las mujeres van y vienen hablando de Miguel Ángel,

por citar a alguien.

Nos vivimos trazando puntos, ejes, distancias,

centros diametralmente medidos por si acaso

se nos ocurre amarnos alguna tarde de éstas,

y húmeda tu boca se refiere a mí en términos de ansiedad.

No te lo reprocho, me sucede lo mismo,

pero más. Así de sencillo.

Ni a nosotros ni a las calles nos abandona

esta lluvia que crece al margen de ti, de mí, de lo que existe,

al margen de ese eje diametralmente medido

por si acaso se nos ocurre amarnos mucho más un día de estos

y nos resulta imprescindible su presencia

para jugar en nuestros pubis o por tu pecho

( De “Tiempo de ausencias”, 1996)


* * *

CANCIÓN INSISTENTE



Sombras ocupan los cuartos,

duermen vacías las camas,

pero aún suenan tus pasos.

El silencio es como un dardo

que no atina y cae al suelo,

pero aún suenan tus pasos.

De ti no encuentro ni rastro,

como un cometa perdido,

pero aún suenan tus pasos.

Hoy queda un sabor amargo

después de los besos dulces,

pero aún suenan tus pasos.

Aunque en el tiempo no hay trazos

que reconstruyan los ecos,

suenan constantes tus pasos.

No hay mala fe del pasado,

ni es por obsesiva insania,

si oigo a diario tus pasos,

es prudencia, por si acaso

se te ocurre proyectarme

por el aire algún recado.

(De“Taller de poesía”, 2001)


* * *

ENERO

Llegadas las primeras nieblas,

la ciudad se disfraza con misterios,

lo igual será distinto

y las formas tendrán otra medida.

Las voces correrán por las paredes

y el eco será un miedo negro y frío:

la irónica sonrisa de la noche

sentada en los portales.

Es el tiempo de parques despoblados,

tiempo de aguas rasgadas por los hielos,

el momento del ocio y del paseo,

de visitas las horas que esperan.

Podrán ser escondidas

las luces de los días, suspendidos

los juegos de los niños en las calles,

deportados los pájaros al silencio.

Silencio de derrota

se escuchan en las mesas.

la ciudad se rinde.

Se oyen pasos. La niebla avanza.

(De “La piel de los meses-pasiones”, 2008)



* * *

ABRIL

Lluvia en tus ojos.

Lluvia espontánea y suelta

que se ríe y estalla

en los bancos del parque,

y brinca por las gárgolas de las catedrales.

Agua limpia que nada en los charcos,

se filtra en los rincones

y tantea los cambios en la casa,

nuestras suaves arrugas en las manos.

Pero la lluvia olvida,

no guarda la memoria de los años

y no recuerda como fuimos

ni como fue la piel que ya no es nuestra.

Agua fresca en tus ojos,

pájaros verdes que atraviesan

la calma de esta tarde.

(De “La piel de los meses-Pasiones, 2008)

* * *

JUNIO

La primera mañana de verano,

se estira entre mis dedos,

prepara el desayuno en la terraza,

y ojea su futuro en los periódicos.

Tiempo para leer en el color de las nubes.

Las mañanas de junio

desconocen la prisa,

ignoran el valor de los relojes

y no escuchan rascar con las uñas a la tarde.

Tiempo de agua y de sol y de pereza y pájaros.

Las horas del estío

se ríen de los ciclos temporales

y su cuerpo sin fin

ocupa el territorio de los sueños.

tiempo de sutilezas, de risas y escapadas.

Arriba, en las alas de los meses,

agosto duerme y julio se azula

y amontona en su saco

las prendas de verano.

Es tiempo de paisajes y serpientes marinas.

El verano se hizo permeable a mis caricias.

(De “La piel de los meses-Pasiones”, 2008)

* * *

NOVIEMBRE

Astutos enemigos los días de noviembre.

Sin dudas precisé su estrategia.

Hice sumas y cálculos astrales,

traté de conocer su ruta y sus costumbres,

las armas que empleaban,

su rencor en el campo de batalla.

Unos días cargaban con pólvora mojada,

y nunca los viví como adversarios.

Carne de cañón me pensaron otros,

y reí al hurgar en su derrota.

Por ti, cambié el color

ceniza de este frío mes de muertos.

En tu nombre, ahogué

sus horas de aguaceros y de vientos.

Sé que gané.

De la victoria se hizo eco entre los meses

y logré su respeto.

Pero un aliento obscuro me abrazaba,

ocupaba mi noche y tu espacio.

-¿Acaso dudé sobre cómo amarte

sin dar pie a las intrigas,

a las fuerzas del miedo?

¿Me asustó encontrarme

conmigo mismo amado y amando?

Y nadie respondió.

Ni tú ni nuestra historia me oísteis,

y la memoria se hizo un eco sin respuesta.

Noviembre desabriga la espalda

de la niebla y envidia nuestros trajes de invierno,

los cálidos recuerdos del verano.

Hoy el día es difícil,

crece y se ensancha hora tras hora

como un pulso absorbente y desbocado.

Ficticio recobrarte.

(De “La piel de los meses-Pasiones”, 2008)

* * *

MÁS DURÁ SERÁ LA CAÍDA

No dudé

Fui a su camerino

oculta tras la gasa del sombrero

para evitar miradas sospechosas,

el vendedor de apuestas y el fotógrafo

jamás tienen un único patrón:

el boxeo es un mundo

poblado por huraños cazadores,

donde tiene más cuerpo

el aire que el escrúpulo.

Los golpes repetidos,

sus brazos y sus puños alentados

por mí desde el asiento,

le iban deshaciendo.

Reí con disimulo

cuando sangró su ceja

-esa por tus desprecios, le increpé

sin miedo a que me oyera.

Las apuestas subieron

como la adrenalina ante el dinero.

Flases, aplausos,

melodías de móviles

y el tic tac de mi pecho

corrían por el túnel de vestuarios.

El huracán del éxito

me enredaba entre todos

y mi estómago era un cóctel de placer y venganza.

Su izquierda,

cómplice de mi odio,

buscaba su objetivo como ave de rapiña,

sorda y constante.

El aspirante abrió la mágica chistera

escondida en sus guantes

y salió la inconsciencia:

mi marido caía sin piedad

por el carrusel loco del ensueño.

Para él fue un combate entre la niebla,

para mí un deleite en la distancia.

En cambio, el sudor del campeón

me excitaba, y sus brazos y sus piernas

anudaron mi cuerpo encendido

y cada beso suyo era un golpe a mi marido

que a rastras caminaba

hacia el exilio del olvido.

(De “La piel de los meses-pasiones”, 2008)

* * *

Americans, think, why you are hated all over the world [1]


LA CÓLERA DE LOS IMBÉCILES



Los mendigos morales se apasionan

y alegran sus discursos

con la risa usurera

del vendedor de luces para ciegos.

En sus nidos se agrupan las mentiras,

se diseñan ejércitos,

y en la sombra calculan

el futuro sustento de sus larvas.

Cuando duermen, intuyen sus dominios,

ensayan nuevas lenguas,

crean tribus y países,

cambian los manuales de la Historia.

Todo se adhiere a su telar,

todo se envuelve en su estructura de aire,

y los pasos del miedo siempre al acecho,

un miedo que se esconde y asesina.

Ellos y sus complejas trampas de seda

succionan las ciudades

con bombas que fragmentan

las palabras y abrasan los silencios.

En la tierra quemada,

tejen mejor sus redes las arañas.

(INÉDITO)



[1] Americanos, preguntaros por qué se os odia en todo el mundo.

Pancarta de irakies iniciada la guerra de Irak.


* * *

SOBRE LA DISTANCIA

No matter what the future brings

as time goes by. 1

A Carmen E.


En el portal,

una voz femenina canta lánguida

desde un viejo vinilo.

El ritmo del piano

marca el compás y sube despacito

conmigo los peldaños.

Bailaríamos juntos si estuvieras.

Abro la puerta

y el cansancio del viernes

me acompaña hasta el salón.

El sabor agrio y dulce de noviembre

se derrama sin ti,

se esparce por las manos de la tarde.

Las dedos en la nunca

- equilibrio en reposo.

Mis ojos en el techo

-imaginario cielo.

Aire libre en mis venas

-calmo fluir de la sangre.

En mi pecho, tu imagen refugiada del mundo.

Veo en la sala

mi universo ocupando los estantes,

mirándome enmarcado,

clavado en la pared.

Mis fetiches y adornos,

mi tiempo hecho materia

y ordenado a mi antojo.

En la mesa, el lápiz de tus labios,

libros y un cenicero. El periódico,

la lista caprichosa de la compra

y la sombra del mar como enemigo hostil,

autor de nuestra azul distancia.

Yo, aquí, sin más medida que tu ausencia.

Mi memoria no sabe perderse

ni es amiga del arte de la espera,

por eso estos versos

se agitan intranquilos en mis sienes

y corren hacia ti por los huecos del viento:

conocen el sabor

de tus brazos amables,

el arcano dulzor de tus palabras.

No hay dudas. También saben de tu anhelante espera.


(INÉDITO)

* * *

TROYA

Me hablaron de tu amable mirada,

de tus labios de aire,

del mundo grácil que habitabas,

por eso emprendí este viaje sin retorno.

Llegué desde otras tierras en tu busca

y fui un extranjero en tus vientos,

un guerrero audaz,

una sed sin refugio y sin agua.

Tú, Troya imperturbable.

Yo al pie de tus muros,

paciente y sin rendirme,

inventando tu cuerpo y tus palabras.

Te esperé malherido por las dudas.

Otras veces erré por tus playas,

y al fondo, tú, inerme y delicada:

para mí, las derrotas; para ti, mi constancia.

También supe - es fácil la compra de secretos-

que me esperaste oculta en la noche,

y cuando lo entendí, ya era de día

sin ver con quien luchaba ni cual era la causa.

En la mañana el sol lamió mi herida,

por la tarde el mar la besaba,

y donde vivía el dolor,

anidó mi fuerza sin descanso.

Quemé la obscuridad y lo vi todo:

no ardería tu vida a mi lado,

nada perdí, tampoco tú ganaste,

y nunca me sangró el talón de la derrota

Llegó el tiempo de amarnos

uno enfrente del otro,

sin caballos de engaño y de conquista,

para hacer de ti, Troya, la que sueña,

y hacer de mí los brazos donde tú creces.

La noche juega al un dos tres zapatito inglés

con las estrellas.

El mar, sus ecos,

la fragancia del tiempo dormido a nuestro lado.

(INÉDITO)

1 “As times goes by”.- De la película “Casablanca


* * *

DIARIO

La lengua,

viajera caprichosa,

se adentra por las calles de los brazos,

se agita por el cuello.

Los labios,

los tuyos y los míos,

rojas palpitaciones, carne cómplice

de húmeda locura.

Los dedos,

arañas bulliciosas,

resbalan por el vientre hasta las ingles

y alborotan tu pubis.

Y luego,

tus uñas imprimiendo

sádicos laberintos de palabras,

versos de amor y guerra.

La pasión liberada

rompe el cerco. Se abre la batalla.

(INÉDITO)


* * *

DEFINITIVO

CISNEROS




He visto antorchas

calcinar el albor de la mañana.

Vi risas desdentadas

gritando en las aceras,

y cortinas de incienso

asfixiar el olor del verano.

El miedo y la mentira

ante ti se santiguaban

y la fe se crecía

con tus ritos de sangre.

Tu poder era el fuego

y tu ira se nutrió entre sus brasas.

Veías en el pánico belleza.

Admirabas los gritos en las llamas,

y en el dolor ajeno se hospedó

tu fervor de profeta.

Te servías del miedo al miedo,

a engañar con litúrgicas canciones

en un místico aquelarre de locos.

El cantar de otras lenguas,

las palabras copiadas con esmero,

la rebelde cultura del pensar diferente,

ahora son las pavesas inseguras

que vuelan por esta tarde de rabia.

Lo sé. Lo he visto.

La mentira moldea la memoria,

la trastea y vacía

como si nada turbio y grotesco

hubiera sucedido.

Pero hay sueños de ojos limpios

y cómplices miradas

que tiñen el olvido con verdades.

Donde había silencio, ahora oigo

y veo lo furtivo de nosotros,

nuestra turbia historia de hombres.

(INÉDITO)





2 comentarios:

lay dijo...

Hola Julio Cesar Vior Rodriguez,me compraré tu libro si lo encuentro en barcelona. No concibo leer poesía en una web, el libro se puede sobar, doblar, estropear,manchar,rotular,amar ,odiar,archivarlo,amarlo o perderlo.Creo que te llamaré.Yo ahora le dedico mucho tiempo a la fotografía, la escultura es demasiado utópica y la fotografía siempre me ha apasiaonado por lo sintética que es y a la vez se abre a través de nuevas ventanas,cuantos más ojos la contemplan más se amplía y crece, como la poesía.Veo que sigues, aún con todo el peso de haber vivido y sentido,me alegro.Laura, sigo amando las margaritas blancas, por eso, porque solo son margaritas blancas.

carmen dijo...

Vida mía, mi tesoro, nadie lee poesía como tú. Aún no puedo creer que no volveré a oir tu voz sugerente y cálida leyendo poesía a mi oido, y preguntarme si me gusta tal o cual verso y pedirme que te sugiriera un sinónimo que encaje con el número de sílabas deseado. Te has ido amor mío, y contigo te has llevado todas nuestras ilusiones, nuestros proyectos, nuestra vida común. No quiero otra vida, no quiero existir sin ti, mi Gurri amado